Julio

Domingo 31 Julio 2022

Preparamos el corazón para celebrar.

Nuestra fe se nutre del coraje, de la luz de muchos testigos que encarnan el Evangelio. El próximo 4 de agosto hacemos una vez más memoria del martirio de Enrique Angelelli. También hace unos días recordamos a Wenceslao el 25 de julio, Carlos y Gabriel, el 18 de julio. Testigos del Evangelio en La Rioja, Argentina. Sólo unos datos para ubicarnos...

  • Enrique Ángel Angelelli nació el 18 de julio de 1923 en Córdoba. El 3 de julio de 1968 fue nombrado obispo de La Rioja, tenía 45 años. Fue uno de los obispos Latinoamericanos que puso en práctica las enseñanzas del Concilio Vaticano 2º, alentando a que tod@s, desde los más pobres, se sientan Pueblo de Dios. Se trataba de vivir una fe que transforma la vida y lucha por la liberación. Solía decir: “Hay que tener un oído en el Evangelio y el otro en el pueblo”. El 4 de agosto de 1976 fue asesinado por la dictadura militar; días antes también habían asesinado al catequista-campesino Wenceslao Pedernera y a los sacerdotes Gabriel Longeville y Carlos de Dios Murias. El 27 de abril del 2019 fueron declarados Beatos por Francisco estos cuatro mártires Riojanos.  Su luz nos sigue inspirando. Si no los conocen los invitamos a buscar información.

  • Angelelli solía decir: “Me siento feliz de vivir en la época en que vivo, de cambios acelerados, profundos y universales ... porque se nos ha dado la oportunidad de crear algo nuevo”. Nosotros nos sentimos interpelados por la valentía de estos cuatro mártires Riojanos y queremos seguir creando algo nuevo. Hoy el Evangelio nos va a invitar a estar atentos, a no volvernos “necios”, nos invitará a reconocernos, como dice Angelelli: “Barro que busca la vida”.
  • Entónces… tenemos “la Palabra”, “la vela”, “algo para compartir” en nuestra “MESA” y otros símbolos que sean significativos para ustedes. Entremos en sintonía de celebración.