Estamos convencidos que todos los seres humanos necesitamos encontrarnos, detenernos para poder “escuchar” lo que está pasando en nuestra realidad, para “escuchar-nos” y… a través ellas… “escuchar la sabiduría”, para nosotros, la sabiduría de Jesús”.

   Por eso les ofrecemos este proceso pedagógico, en estas celebraciones,  que nos ayuden a “ver”, “escuchar” y “palpar” nuestra propia experiencia.